Tuesday, January 19, 2010

Madxerez dice:

Dos son los aspectos fundamentales que a mi entender debe recoger todo
buen programa sobre cine. En primer lugar, es obvio, que hable sobre buen cine, sobre el cine en mayúsculas con independecia de la nacionalidad, la fecha o el presupuesto.

El segundo aspecto es que el programa transmita de verdad amor al cine y a las películas que emite y es éste aspecto el que quiero destacar porque lo que de verdad se aprende gracias al programa es a amar el cine y su mundo que no es más que nuestro propio mundo, el del siglo XX que será para siempre el siglo del cine.
Lo mejor sin duda del programa y es lo lógico -aunque en televisión la lógica no está siempre presente- es el nivel de sus películas y la posibilidad de descubrir o redescubrir verdaderas joyas y obras de arte que duermen escondidas en alguna hemeroteca de cualquier canal de televisión para ser emitida cualquier madrugada a las 5 de la mañana. ¿Verán acaso alguna película anterior a los años 80 e incluso 90 en horario de máxima audiencia en otro programa?

Hay que agradecer a Garci y a su equipo el que nos hayan demostrado que hay un cine auténtico que permanece aunque no sean películas de explosiones, efectos especiales o grandísimos presupuestos y tengan algunas más de medio siglo. Personalmente le agradezco también el que nos enseñe películas de los 80 y 90 algunas de las cuáles pasaron sin pena ni gloria y nos muestre que el tiempo dicta sentencia justa a las grandes películas sin importarle cuando se hicieron o como fueron tratadas por la crítica de su época.
La tertulia, el aspecto más criticado del programa, es el punto que lo diferencia de cualquier otro y aunque se le ha achacado a su director J.L. Garci cierto amiguismo o machismo, la capacidad de todos los que han pasado por el programa está fuera de duda y su contribución a la comprensión y la valoración de las películas suponen una novedad en el panorama televisivo que algunas televisiones, sin éxito, han intentado copiar.

Sólo decir finalmente que larga vida a "Qué grande es el cine" y a sus tertulianos. Que la fuerza les acompañe...

No comments: